Hola!! ¿Aun no eres miembro del FCE? Te invitamos a formar parte de esta gran comunidad. Por favor tomate un minuto has click aqui Para que tengas acceso completo al foro, y así puedas disfrutar de todas las prestaciones del FCE.
Reflexiones juveniles
Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 13

Tema: Reflexiones juveniles

  1. #1
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Reflexiones juveniles




    Hola a todos los hermanos jóvenes foristas, aquí les traigo una serie de breves y sencillas reflexiones, para que el Dios Todopoderoso los ilumine, los guarde de todo peligro, les de sabiduría y discernimiento en su andar cristiano, de verdad espero que sean de gran bendición y edificación para cada una de sus vidas y el Espíritu Santo continúe derramando su amor en nuestros corazones.

    Un fuerte abrazo en Cristo Jesús

    Luis Eduardo Galé



    Citar Citar  

  2. #2
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    ¿Por dónde debo ir?

    Santiago 1, 2-5

    Alguna vez te perdiste? Tal vez te fuiste por el sendero equivocado
    en una caminata con un grupo de adolescentes o quizás simplemente
    perdiste a tu mamá en un negocio, cuando eras pequeño. Estabas empantanado. No tenías idea de dónde ir.

    Algunas veces enfrentamos situaciones como esa, en otras áreas de la vida.
    Tal vez estés tratando de decidir con cuál de tus padres vas a vivir este año.
    O podrías estar pensando en cambiar de escuela porque no te llevas bien con tus profesores.O quizás un amigo te esté rogando que hagas algo que realmente no quieres hacer. Cualquiera sea la decisión, no sabes en qué dirección ir. Y como tienes temor de elegir la dirección incorrecta,
    entonces no eliges nada.

    Hemos oído que Dios hace que todas las cosas salgan de lo mejor. También sabemos que tenemos que confiar en que Dios cuida de nosotros. Hoy, Santiago (en la Biblia) nos dice que hagamos varias cosas, incluyendo pedirle a Dios que nos dé sabiduría. Él no dice que Dios nos va a decir exactamente qué hacer; en cambio, nos dice que Dios nos da la sabiduría para decidir.

    Cuando enfrentamos decisiones difíciles acerca de por dónde ir, no siempre nos resulta obvio cuál es la ruta a seguir. Pero aun así, tenemos que tomar una decisión y confiar que Dios va a estar con nosotros no importa lo que decidamos. ¿Sabes una cosa? ¡Eso es exactamente lo que Dios hace! De manera que, si estás enfrentando una decisión sin ninguna respuesta obvia, no elijas la opción de no decidir nada. Pídele sabiduría a Dios, ¡y luego haz la elección y confía en Dios para que sea la mejor!

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Con qué decisión estás luchando justo en este momento?

    2. Escribe las opciones que tienes. Haz una lista de los puntos malos y de los buenos de cada una, y luego escribe una fecha para la cual tienes que tomar la decisión. Haz lo que puedas para tomar tu decisión para esa fecha.

    3. Pasa unos momentos en oración pidiéndole a Dios la sabiduría que te ayude a tomar una buena decisión. Después, dale las gracias por adelantado por cuidarte no importa cuál sea tu elección.

    Un fuerte abrazo en Cristo Jesús

    Dios re continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

  3. Los siguientes 2 usuarios agradecieron a CosenoGale por este útil mensaje:

    Joshuesira (28/02/2010), key (01/03/2010)

  4. #3
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    Vínculos familiares

    Efesios 5,1; 6,1-4

    Las lecturas de Génesis prueban, que aún en tiempos bíblicos, la gente luchaba para llevarse bien con sus familias. La cosa no ha cambiado mucho en unos pocos miles de años, ¿no es cierto? Y tú pensabas que eras el único frustradocon tu hermanito.

    Algunas veces pareciera que en tu casa no hay esperanza, pero Dios nos dio
    familia para que pudiéramos cuidarnos unos a otros. Tal vez muchos han luchado con sus hermanos y hermanas, pero luego se dieron cuenta de que los amaban. Quizás algún otro le mintió a sus padres y tenía temor de su reacción, pero sólo descubrió lo muchoque se preocupaban por él o ella.

    Vivir en familia demanda algo de entrega de parte de todos, incluso de tu parte. “Honra a tu padre y a tu madre...” dice Efesios. (También dice: “Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos...”— ¡ apuesto a que tus padres nunca mencionan esto!) “Honrar” puede ser difícil, especialmente si tu mamá y tu papá no son perfectos, que por supuesto no lo son. Pero tú tampoco. Así que, hónralos de todos modos. Piensa en algo por lo cual tus padres deben ser honrados. ¿Trabajan duro para poner comida sobre la mesa? ¿Hacen lo mejor que pueden para proveerte de ropa? Tal vez tengas que pensarlo por un rato, pero tus padres merecen algún tipo de honor y respeto de tu parte, por algo que estén haciendo. Recuerda que la Biblia nos dice que tenemos que hacerlo—y nos hace una hermosa promesa para el futuro si seguimos las instrucciones.

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. Piensa en las formas en que tus padres te muestran su preocupación.

    2. Piensa en una cosa que puedes hacer para ayudar a tus padres—y luego ¡hazla!

    3. Pídele a Dios que te ayude a ver a tu familia como amigos que se cuidan unos a otros. Dale las gracias por darte personas con las que vivir y por las que preocuparte.

    Un fuerte abrazo en Cristo

    Dios los continúe bendiciendo grandemente.

    Luis Eduardo

    Citar Citar  

  5. #4
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    Qué alivio

    Mateo 18, 21-35

    Alguna vez has estado paseando por un centro de compras y te tropezaste
    con alguien a quien has tratado mal? Alguien como esa amiga que tenías, de
    quien te deshiciste sólo porque tus otras amigas pensaban que era realmente
    una perdedora. Entonces, para salvar las apariencias, dejaste de lado a la amigaque realmente te gustaba mucho. Y ahora no puedes evitar encontrarte
    directamentecon ella, y piensas en esquivarla metiéndote en el negocio de al lado,¡hasta que te das cuenta que es una tienda para futuras mamás!
    Te sientes incómoda al hablar con ella.¿Qué puedes decir? ¿Qué puedes hacer?

    Hemos leído la historia de Jacob y Esaú (¿recuerdas a los hermanos de la primogenitura robada?). ¿Sabías que después Jacob se tropezó con su hermano Esaú en el medio de la nada? A ese tipo grande, fuerte, fornido le gustaba ir a cazar y probablemente ¡también se dedicaba a ser un luchador de la antigüedad con todas las glorias! Jacob pensó que lo iba a hacer polvo, pero en lugar de eso, Esaú lo abrazó—fue perdonar y olvidar. En ese momento, Jacob experimentó la maravilla del perdón.

    En el pasaje de hoy, la historia de Jesús sobre el siervo que perdonó, nos presenta algunas palabras directas acerca de perdonar a otras personas. Se supone que debemos perdonar a los demás una y otra y otra vez. ¿Alguna vez alguien te perdonó por algo que hiciste? ¿No te sentiste fabuloso?

    Imagina cómo te sentirías si esa antigua amiga en el centro de compras te mirara con perdón en sus ojos en lugar de venganza. Te sentirías bien, ¿no es cierto? Ahora es tu turno.

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Quién es la persona contra la cual has estado guardando rencor por algo que te hizo o dijo de ti? ¿Qué ocurriría si eligieras perdonar a esa persona?

    2. Escribe lo que podrías hacer o decir, que permitiera que esa persona supiera que quieres perdonarla.

    3. Ora para que Dios te ayude a perdonar a esa persona por el mal que te hizo.

    Un fuerte abrazo en Cristo

    Dios los continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

  6. #5
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    ¿Reglas=regalos?

    Deuteronomio 24, 17-18

    La Biblia nos habla acerca de celebrar la vida, honrar a los padres, dar a los demás, ser fuertes en nuestra fe y recordar que nada es imposible para Dios.

    Muchas personas se alejan asustadas de esta parte de la Biblia, porque se
    cansan de todas las reglas, leyes y mandamientos que Dios ha dado a su pueblo. Pero, en realidad, todas las leyes de Dios tienen que ver con celebrar, amar, honrar, cuidar y confiar en él.

    Los versículos que aparecen arriba (para y léelos ahora, si es que no lo has hecho) nos recuerdan esta pequeña tendencia que tenemos de maltratarnos a golpes mutuamente cada vez que nos viene bien. Pero Dios quiere que sepamos cuánto se preocupa él, especialmente por los más golpeados y tristes. ¿Por qué? Este pasaje nos dice: “Recuerda que fuiste esclavo en Egipto...” Del mismo modo que Dios conocía el problema de los israelitas cuando estaban en Egipto, también sabe que algunas veces te sientes deprimido. Dios se preocupa por ti y conoce tus aflicciones.

    Entonces, cuando pienses en las reglas de la Biblia, recuerda que son un gran regalo. Son una de las maneras en que Dios te ayuda a saber que realmente se preocupa por ti.

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Te resulta difícil pensar en las reglas y leyes de Dios en la Biblia, como si fueran un regalo? ¿Por qué sí o por qué no?

    2. ¿Puedes recordar un momento cuando estabas realmente triste o solo o atemorizado? ¿De qué manera te ayuda saber que Dios se preocupa por ti, especialmente cuando te sientes así?

    3. Ora por alguien en tu vida que necesite el cuidado amoroso de Dios en este mismo momento.

    Un fuerte abrazo en Cristo

    Dios los continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

  7. #6
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    Una cosa después de otra

    2 Samuel 11, 2-5

    Una chica llamada Laura contó la historia del suicidio de un amigo y de cuanto
    dolor causó esta acción particular. Toda vez que alguien se suicida, este especial acto de desesperación trae ondas de dolor, confusión, miedo y profunda tristeza a la comunidad entera. Pero el punto de la historia no era el suicidio en sí mismo, sino el sendero trágico por el que algunas veces transitan las decisiones que tomamos.

    Toma al rey David, por ejemplo. Aun en estos pocos versículos es claro que David no comenzó decidiendo tener un hijo con una mujer casada y matar a su esposo en el proceso. No, él era igual que el resto de nosotros, avanzando un pequeño paso a la vez. Vio a Betsabé, pensó que era linda y permitió que su mente comenzara a preguntar, ¿ Y si nadie lo descubre?... ¿Y si es sólo una vez?... ¿Y si somos realmente cuidadosos? ... El rey primero se sintió atraído, luego fue lujurioso y finalmente tuvo que “poseer” a Betsabé. No planeó ninguno de los pasos siguientes—embarazo, asesinato y dolor. Simplemente dejó que los hechos ocurrieran, y una complicación siguió a la otra.

    El pecado tiene una manera de hacer eso. Tú haces una pequeña elección (una mala) y tratas de cubrirla e incluso de ignorarla, y terminas atrapado en un pecado más grande que el primero. Este ciclo se repite una y otra vez. ¿Cuán diferente habría sido la vida de David si, después del primer pecado (sexo con Betsabé—bueno, en realidad, técnicamente codiciar a Betsabé y planear el sexo fue el primer pecado y el sexo fue el segundo ) hubiera confesado su pecado y aceptado las consecuencias? Probablemente no habría sido conocido como un asesino, ¿no es cierto?

    Esto puede sonar severo, pero es cierto: Detén el ciclo del pecado en tu vida. Puede llegar a ser un hábito.

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. Piensa en una vez en que comenzaste con un pecado—una mentira, el hurto de algo, lo que sea—y esto se tornó en un problema mucho peor para ti. Piensa en qué podrías haber hecho diferente, después del primer pecado. ¿Qué podría haber pasado?

    2. Decide si quieres o no vivir de modo diferente al rey David y no permitir que un pecado se transforme en varios. Si es así, escribe 1 Juan 1.9 en una tarjeta y colócala en la Biblia, leyéndola todos los días de esta semana: “Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad.”

    3. Ora para que Dios te dé la valentía para admitir tus errores de inmediato, en lugar de tratar de encubrirlos.

    Un fuerte abrazo en Cristo

    Dios los continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

  8. #7
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    ¿Qué pasa cuando adoramos?

    2 Crónicas 20, 1-30

    A menudo, se nos recuerda que debemos adorar con todo nuestro corazón, lo cual tiene bastante sentido. Después de todo, sería raro ir a una pista de patinaje y no patinar. O ir a un partido y no alentar al equipo. O ir a la iglesia y no cantar. Tenemos que meternos con todo en eso, corazón y alma.

    Pero, ¿por qué es tan importante? ¿Qué pasa cuando adoramos?

    Aquí hay cuatro grandes cosas:

    Primero, Dios se siente bien. No hay nada que le encante más que oír a sus chicos cantar sus alabanzas a todo pulmón. Tu adoración pone una amplia sonrisa en su cara.

    Segundo, los creyentes crecen a través de la adoración. Se ponen en contacto con Dios; cantan palabras que fortalecen su fe; aprenden a expresarse sin preocuparse por lo que los demás piensan. En otras palabras, cantar es bueno para ti—y, ¡bueno!, es mejor que comer papas fritas.

    Tercero, los de afuera son atraídos hacia Dios cuando adoramos. Ven nuestro amor y comienzan a preguntarse: “¿Qué le pasa a esta gente? ¡Realmente creen que Dios está aquí!” Ese es el primer paso para alcanzarlos. Es como dijo Jesús: “Pero yo, cuando sea levantado de la tierra, atraeré a todos a mí mismo” (Juan 12.32).

    Cuarto, los enemigos son derrotados. Ese es el punto en la historia de 2 Crónicas 20. Cuando el pueblo de Dios se enfrentó a un ejército enorme, marchó a la línea de batalla cantando. Ellos sabían que no podían ganar esgrimiendo espadas, de modo que dispararon misiles de adoración—y funcionó. Mira el versículo 22. En cuanto comenzaron a cantar, el Señor puso emboscadas a los invasores ¡y fueron derrotados! Así que adora con todo este fin de semana—¡quién sabe lo que puede ocurrir como resultado!

    Ahora reflexiona esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Cuál es tu mayor obstáculo cuando de adoración se trata? ¿No te gusta tu voz? ¿Te preocupas por parecer ridículo frente a tus amigos? ¿Qué te frena?

    2. Corre un gran riesgo la próxima vez que estés en la iglesia—adora a Dios con todo tu corazón. Haz de cuenta que no hay nadie más allí. Si generalmente no cantas, entonces canta. Si cantas para no palmeas, entonces palmea. Trata de hacer algo nuevo, para realmente entrar en la adoración a Dios.

    3. Pídele a Dios que él se haga real para ti mientras adoras—y que, como resultado, él lleve acabo las cuatro cosas mencionadas arriba.

    Un fuerte abrazo en Cristo

    Dios los continúe bendiciendo grandemente



    Citar Citar  

  9. #8
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    Dos clases de paquetes de emergencia

    2 Corintios 12, 7-10

    Hay muchas historias del imponente poder de Dios. Por ejemplo, aquella en la que una familia fue salvada de la furia de una tormenta o aquella en la que un avión aterrizó a salvo sin el tren de aterrizaje. La Biblia llama a esto liberación. Dios nos libra de la tormenta y nos libra de la muerte. Cuando Dios obra milagros para liberarnos, es fácil ver lo mucho que se preocupa por nosotros.

    Pero la liberación es sólo uno de los paquetes de emergencia. El otro se llama perseverancia .La perseverancia es el poder para mantenerse firme allí, para continuar andando, para soportar a través de tiempos duros. Y el poder para perseverar también viene de Dios—tanto como su poder que obra milagros.

    El pasaje para hoy describe el paquete de emergencia que Dios le envió a Pablo, cuando él oró para que Dios lo sanara de su “espina en el cuerpo” (algún tipo de enfermedad que tenía). Tres veces Pablo oró por liberación—quería ser sanado. Pero cada vez, Dios le envió perseverancia, el poder para soportar el problema. Finalmente, Pablo aceptó el don de la perseverancia de parte de Dios y fue feliz con él.

    Generalmente, Dios envía paquetes de perseverancia, aun cuando usualmente oramos por maravillosas cajas de liberación envueltas para regalo. En otras palabras, en general, Dios no arregla nuestros problemas con milagros. Pero aun así, él se preocupa por nosotros. Aun así, él responde a nuestras oraciones; aun así, él nos ayuda. Pero nos ayuda a resistir.

    Algunas personas piensan, equivocadamente, que si oran con suficiente fe, Dios siempre enviará un milagro. Pero no lo hace. Epa, ¿piensas que al apóstol Pablo le faltaba fe? De ninguna manera. Simplemente se dio cuenta de que la ayuda de Dios puede venir en dos paquetes diferentes.

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Alguna vez te has sentido frustrado porque Dios no resolvió un problema, aun cuando oraste por ayuda? ¿Piensas que habrás estado buscando el paquete de emergencia equivocado?

    2. Escribe un “plan de perseverancia” para el problema más grande en tu vida. Si Dios te diera el poder para soportar este problema, ¿qué querrías lograr con este poder? ¿Qué actitudes podrías tomar y qué acciones podrías llevar a cabo?

    3. De todos modos, tienes permiso para pedir milagros—liberación. Pero también pídele a Dios perseverancia y la habilidad para aceptarla, si eso es lo que él envía.

    Un fuerte abrazo en Cristo Jesús

    Dios los continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

  10. #9
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    Buenos amigos, malos amigos

    La amistad es muy importante. Encontrar y conservar buenos amigos es importante ahora y siempre. Los buenos amigos son difíciles de encontrar y de conservar para cualquiera ,sin importar la edad.

    ¿Qué es un buen amigo? Es simple. Un buen amigo es alguien en quien puedes
    confiar que te dice la verdad, aun cuando no quieras oírla. Un buen amigo
    gusta de ti, le gusta estar alrededor tuyo y es leal a ti. Jesús sabía cómo ser un buen amigo. Llamó amigos a sus discípulos.

    ¿Qué es un mal amigo? Es simple. Un mal amigo es un amigo en quien no puedes confiar. Un mal amigo es alguien que no respeta lo que ti te importa. Un mal amigo es alguien que trata de hacerte hacer cosas, en las que, él o ella sabe que tú no crees. Esta es la cosa: Es mejor no tener amigos, que tener amigos a los que no les importe lo que te pase.

    Así que continúa buscando amigos. ¡Pero el escritor de Proverbios te advierte que tengas cuidado! No todas las amistades son buenas para ti. Ay... ¿te acuerdas de Judas?

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Quién es uno de tus buenos amigos y por qué?

    2. Escríbele una carta a este amigo, diciéndole a él o a ella por qué aprecias su amistad.

    3. Pídele a Dios que te muestre cómo ser un mejor amigo.

    Un fuerte abrazo en Cristo Jesús

    Dios los continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

  11. #10
    Miembro Activo Array Avatar de CosenoGale
    Fecha de Ingreso
    08 may, 07
    Edad
    22
    Mensajes
    412
    Nacionalidad

    Users Flag!
    Gracias
    41
    Agradecido 121 en 58 Post.
    Poder de Reputación
    0

    Post Re: Reflexiones juveniles




    Atrévete a preguntar

    Los cristianos siempre tratan de responder a las preguntas que sus amigos les hacen. ¿Alguna vez tienes t ú también preguntas ? ¿Alguna vez te preguntas
    si esta cosa cristiana vale la pena? ¿Te preguntas si es real?

    Está bien hacer esas preguntas. En realidad (¿estás listo para esto?), ¡es verdaderamente bueno hacer esas preguntas! Ésta época de tu vid (comienzo de la escuela secundaria, adolescencia o como quieras llamarla) tiene que ver con el cambio. Tu cuerpo va a cambiar más durante estos años que en ningún otro momento, excepto cuando eras un bebé pequeño. Y eso no es todo: Tus emociones están cambiando (¿te has dado cuenta?); tu cerebro está cambiando (puedes pensar en maneras nuevas y diferentes); y tu fe está cambiando. O, por lo menos, tu fe debería estar cambiando. La mayor parte de los chicos cristianos entran a la adolescencia con una fe(creencia en Dios y en las cosas de Dios) que está bastante cerca de lo que sus padres creen. Pero ahora estás comenzando a formar tus propias creencias acerca de todo, Dios incluido.

    Así que, adelante, formula esas preguntas difíciles. Pregúntales a tus padres. Pregúntale a tu líder de adolescentes. Pregúntale a tu pastor. Y definitivamente, pregúntale a Dios. Él, y su gente, te ayudarán a entender y desarrollar tu propia fe personal. ¡Eso es algo bueno!

    Ahora reflexiona en esto y haz el siguiente ejercicio:

    1. ¿Cuáles son algunas de las más grandes preguntas sobre Dios, la Biblia y el cristianismo?

    2. Elige una pregunta (luego puedes elegir más) y conversa sobre ella con tus padres, tu líder de adolescentes o algún otro adulto cristiano.

    3. Formúlale tu pregunta a Dios. Ora para que él te dé sabiduría y entendimiento.

    No Enlazar

    Un fuerte abrazo en Cristo

    Dios los continúe bendiciendo grandemente

    Luis Eduardo



    Citar Citar  

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas Similares

  1. Reflexiones para Nosotras
    Por key en el foro Cosas de Chicas
    Respuestas: 60
    Último Mensaje: 08/03/2014, 13:32
  2. Reflexiones Para Tu CorazÓn
    Por JosedeJesus en el foro Reflexiones
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 23/07/2007, 18:41

Marcadores

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •